Bandera Dominicana

Historia y Filosofía del Cooperativismo

 Antes de la aparición del cooperativismo como Doctrina filosófica existía una cooperación humana inspirada en la tendencia natural de las personas, que las guiaban a ayudarse con sus semejantes.

 La ayuda de la persona a la persona sin lugar a dudas es tan vieja como la humanidad.
 

El movimiento cooperativo moderno tiene sus orígenes en Inglaterra. El 21 de Diciembre de 1844, en el pequeño pueblo de Rochdale 28 hombres y mujeres iniciaron la primera cooperativa de consumo. Estas personas durante el transcurso de todo un año habían ahorrado 4 centavos semanales; Cada cual reunió un total de una libra esterlina, capital de esta empresa cooperativa.

A mediados del siglo XVIII, se produjo en Inglaterra un acontecimiento de profunda significación, la “Revolución Industrial” la máquina desplaza al hombre. Surgen movimientos de protestas, tales como la de los destructores de máquinas, los obreros desplazados organizan una huelga que fracasa en el poder económico de los Industriales. Crece el número de desempleados. Los fabricantes prefieren emplear niños y mujeres, por considerarlos menos conflictivos y más fáciles de manejar.

Ante la situación descrita, numerosas personas trataron de poner en práctica ensayos de cierta importancia para mejorar o corregir los males sociales de la época. Esas personas fueron llamadas los “Utopistas” y hoy son considerados los auténticos precursores del cooperativismo. Entre los pensadores y escritores de estos ensayos y proyectos citamos: A Robert Owen, Charles fourier, Dr. William king y Philip Buches. 

 Rochdale

Uno de estos precursores, el Dr. King, había sugerido que los trabajadores de las fabricas debían montar tiendas para su propio consumo. 
 
Es así como un grupo de 28 trabajadores forman la primera cooperativa, instalaron su tienda en el callejón del (sapo) Rachdale, Inglaterra. Este lugar se conserva como reliquia histórica. 

Historia del Cooperativismo en la República Dominicana.

En nuestro país la idea del cooperativismo comenzó a mediados de 1946, y estuvo a cargo de sacerdotes de la orden Scarboro, organizándose la primera cooperativa de ahorros y crédito en Manoguayabo por el padre Alfonso Chafe, luego el también padre Santiago Walsh, párroco de Bayaguána, organizó otra cooperativa.

La orden de los padres Scarboros observó la necesidad de traer a una persona técnicamente formada en asuntos cooperativos e hicieron del conocimiento de sus superiores en Canadá, quienes no vacilaron en la decisión a tomar, enviando al Reverendo Pablo Steele a San Francisco de Macorís, quien desde su llegada fue encargado de la parroquia de la Villa de Boyá y a la vez se encargaba de elaborar los planes para la promoción de cooperativas, a nivel de todo el país.

En 1945, se inicio una cooperativa de ahorro y crédito en Boyá, otra en el poblado de Monte Plata y para Noviembre de ese mismo año se organizó la primera cooperativa de consumo en la ciudad Capital, la cooperativa San Juan Bosco, bajo las orientaciones del Reverendo Juan Balliri y del Dr. Alfonso Rochoc, la cual más tarde se convierte en ahorro y crédito. Esta primera parte del cooperativismo dominicano culmina con la organización de la Federación de Cooperativas de Ahorro y Crédito (FEDOCOOP) el primero de Agosto del 1949 (está actualmente en la sede en la 16 de Agosto No. 35 del sector San Carlos).

En Asamblea celebrada precisamente, en el Salón Parroquial de la Iglesia San Juan Bosco, con la asistencia de 25 delegados de 8 cooperativas, desde ese momento el movimiento cooperativo dominicano se expandió por todo el país. Ese proceso de crecimiento fue cercenado por la Tiranía Trujillista que produjo un forzado receso por el notable crecimiento económico y social del cooperativismo nacional.

Con la desaparición de la Tiranía Trujillista se inicia el período fértil o de auge del cooperativismo dominicano con el reagrupamiento del nivel primario y Rehabilitación de la Federación Dominicana de cooperativas de Ahorro y Crédito (FEDOCOOP), que se había constituido en 1949.

Es de esa manera y dentro del contexto de las nuevas condiciones que se obtiene un creciente desarrollo del movimiento y en pocos años el sector cooperativo cuenta con la legislación que crea el IDECOOP, el 25 de Octubre del 1963, mediante la Ley 31, y también la Ley 127 de Enero de 1964, que regula las actividades de las cooperativas. 

Filosofía


¿Que es una Cooperativa?

 Es una asociación autónoma de personas que se han unido voluntariamente para hacer frente a las necesidades y aspiraciones económicas, sociales y culturales comunes, por medio de una empresa de propiedad conjunta y democráticamente, busca la igualdad de oportunidades entre los hombres, brindando servicios a sus socios y a la comunidad sin fines de lucro.

Una cooperativa comprende dos Aspectos: Social y Económico.

Aspecto social:
La cooperativa es un grupo de personas que trabaja para el bien común, donde se pone en alto la dignidad humana. Aquí el hombre vale como ser humano, no como instrumento de un capital, puede expresar libremente sus pensamientos y tomar decisiones, se practica la verdadera democracia.

Aspecto Económico: La cooperativa funciona en base a un capital invertido por los socios, quienes son responsables de su uso y control. Los socios como Resultado de las operaciones económicas, participan de los excedentes y perdidas.

Principios cooperativos

Los principios cooperativos (aceptados universalmente como los “mandamientos” del cooperativismo) constituyen los lineamientos a través de los cuales las cooperativas difunden y cultivan los valores.

En 1995 se unen en un principio el interés limitado al capital y a la distribución de excedentes, y se amplía a dos nuevos: Autonomía e Independencia, y el interés por la comunidad.

Todo los principios han sido enriquecidos con los conceptos de medio ambiente, la participación de las mujeres y juventud, el desarrollo sostenible y las comunicaciones.
 

Los principios son detallados a continuación:

Membresía Abierta y voluntaria:

Las cooperativas son organizaciones voluntarias, abiertas a todas las personas capaces de utilizar sus servicios y dispuestas aceptar las responsabilidades de ser asociados, sin discriminación social, política, religiosa, racial o de sexo.

Control Democrático:

Las cooperativas son organizaciones gestionadas democráticamente por los asociados, los cuales participan activamente en la fijación de sus políticas y en la toma de decisiones.

Los hombres y mujeres elegidos para representar y gestionar las cooperativas son responsables ante los asociados.

Participación Económica de los Miembros:

Los asociados contribuyen equivalentemente al capital de sus cooperativas y las gestionan de forma democrática. Normalmente, reciben una compensación, si la hay, limitada sobre el capital entregado como condición para ser asociado. Estas asignan los excedente para todos, o algunos de los siguiente fines:

 

Al desarrollo de su cooperativa; a mantener reservas, parte de las cuales al menos deben ser irrepartibles, a beneficio de los asociados en proporción a sus operaciones con la cooperativa; y al apoyo de otras actividades aprobadas por los asociados.

 

Autonomía e Independencia:
 

Las cooperativas son organizaciones autónomas de autoayuda gestionadas por sus asociados; si hacen acuerdos con otras organizaciones incluidos los gobiernos, o si se consiguen capitales de fuentes externas, lo hacen en términos que aseguren el control democrático por parte de sus asociados y mantengan su autonomía cooperativa.

 

Educación, Entrenamiento e Información:

Las cooperativas proporcionan educación y capacitación a los asociados, a los representantes elegidos, a los administradores y a los empleados para que Puedan contribuir de forma eficaz al desarrollo de las mismas. Informan al gran publico, especialmente a los jóvenes y a los lideres de opinión, sobre la naturaleza y beneficios de la cooperación.
 

Cooperación entre Cooperativas:

Las cooperativas sirven a sus asociados lo mas eficazmente posible y fortalecen el movimiento cooperativo trabajando conjuntamente mediante estructuras locales, nacionales, regionales e internacionales.

Compromiso con la Comunidad:

Al mismo tiempo que se centren en las necesidades y deseos de los asociados, las cooperativas trabaja para conseguir el desarrollo sostenible de sus comunidades, por medio de políticas aprobadas por sus miembros.

¿Cómo se crea una Cooperativa?

Los aspectos más importantes para la formación de una cooperativa son:

1ro. Las personas que van a ser los futuros socios de la organización.
2do. Necesidades de las personas que integran el grupo cooperativo.
3ro. Aporte económico de los socios a la sociedad que se organiza.
4to. El arte de las empresas cooperativas a la comunidad.

El Instituto de Desarrollo y Crédito Cooperativo (IDECOOP), es la Institución encargada de fomentar el desarrollo cooperativo en la Republica Dominicana. En tal sentido, cuando un grupo de persona ha tomado la iniciativa, de formar una cooperativa puede solicitar información a esta Institución.

El número de personas mínima con el que se debe constituir una cooperativa según la Ley 127 con el reglamento #623-86, sobre asociaciones cooperativas en sus Artículos 78, 84, 94, 105, 111, 117, 122, 130, 133, 137, establece, que para constituir una cooperativa según las diferente tipologías de que se trate, deberán contar con las siguientes cantidades de personas:
 

  • Cooperativa de Consumo 100 socios
  • Cooperativa Agropecuaria 50 socios
  • Cooperativa de Producción y Trabajo 15 socios
  • Cooperativa de Viviendas 100 socios
  • Cooperativa de Ahorro y Crédito 15 socios
  • Cooperativa de Seguro 15 socios
  • Cooperativa de Salud 15 socios
  • Cooperativa de Participación Estatal 100 socios
  • Cooperativa Juveniles 15 socios
  • Cooperativa Escolares 15 socios
  • Cooperativa de Servicios Públicos 200 socios

EL capital mínimo requerido para la constitución de una cooperativa, será el que se describe a continuación, según sea el tipo de cooperativa que se trate.
 

  • Cooperativa de Consumo $3000.00
  • Cooperativa Agropecuaria $0000.00
  • Cooperativa de Producción y Trabajo $5,000.0
  • Cooperativa de Viviendas $100,000.00
  • Cooperativa de Ahorro y Crédito $3000.00
  • Cooperativa de Seguro $500,000.00
  • Cooperativa de Salud $50,000.00
  • Cooperativa de Participación Estatal $10,000.00
  • Cooperativa Juveniles $500.00
  • Cooperativa Escolares $150.00
  • Cooperativa de Servicios Público $50,000.00

Luego de tener los conocimientos básicos del tipo de empresa socioeconómica que se desee crear hay que señalar que instrumentos son necesarios para el funcionamiento, los cuales tienen evidentemente algunas limitaciones.
 

Cooperativismo como Filosofía Internacional

La Doctrina cooperativa no es mas que una actitud surgida luego de juzgar críticamente la realidad revelada por el estudio científico.

Esta actitud es confirmada por Paul Lambert cuando nos dice: “como muchos autores distingo claramente entre doctrina y ciencia. La ciencia explica lo real, la doctrina juzga y propone diversos cambios para mejorar lo real. Por lo demás, la ciencia va mas allá de la estricta y pura inteligencia de lo real cuando se esfuerza en elegir y coordinar los medios adecuados para los fines que la doctrina o la política le asigne.

En lo referente a la cooperación, la doctrina precede a la ciencia al preceder también al propio hecho cooperativo: La cooperación ha surgido de un juicio que sus fundadores hicieron sobre el mundo tal y como se la presentaba después de la revolución industrial y la cooperación ha nacido precisamente porque este juicio era desfavorable.

Frente a una realidad histórica, con espíritu critico, epistemológico, surgió la Doctrina Cooperativa. La doctrina es una exposición sintética en grandes líneas de los problemas que quieren resolverse y una orientación general para dicha resolución.